La Sal de Oro es un producto artesano obtenido directamente de la naturaleza y que adquiere su valor gracias a los aportes naturales que ésta le otorga.


En el proceso se utiliza agua de yacimientos salinos, que se acumula en depósitos, desde donde se distribuye por pequeñas piscinas. El sol y el viento llevan a cabo la evaporación del agua, depositando la sal en las piscinas.


La recolección se realiza de forma artesanal, como lo han venido haciendo nuestros antepasados desde la época romana.


El día 31 de Julio celebramos el día de la sal en Salinas de Oro.